Las marcas rusas se caracterizan principalmente por sus extraordinarios diseños.
También por sus excelentes purgas y rendimiento.